Las carretillas Baoli para cámaras frigoríficas ponen en jaque al frío con su solidez

  • Baoli incorpora recursos técnicos especiales para asegurar el funcionamiento de sus carretillas para el frío en condiciones extremas
  • Equipadas con motores eléctricos IP 54, protecciones especiales frente a la condensación y tratamiento anticorrosión, estas carretillas son perfectas para trabajar con temperaturas bajas

 

Barcelona, 19 de mayo de 2021.- Baoli tiene presente la atención y el cuidado necesarios para trabajar dentro de una cámara frigorífica con una carretilla y evitar así el daño acelerado de sus componentes electrónicos. Con la intención de extender la vida útil de las carretillas en estas condiciones, Baoli ha reforzado sus modelos para hacer frente a las bajas temperaturas extremas.

Debido al contraste de temperatura dentro y fuera de la cámara frigorífica, las carretillas elevadoras Baoli poseen un tratamiento especial. Uno de los puntos más notable en estas carretillas es su motor eléctrico IP 54, diseñado para evitar la entrada de agua en su interior. El cableado eléctrico de las carretillas Baoli preparadas para cámaras frigoríficas también cuentan con una protección especial a prueba de agua. En cuanto al aceite hidráulico, es específico para bajas temperaturas, por lo que el rendimiento en entornos fríos está garantizado. Concretamente, las carretillas preparadas para cámaras frigoríficas Baoli pueden funcionar hasta una temperatura de -20º.

 

Protección hidrófuga

Gracias al tratamiento anticorrosión de las carretillas Baoli, sus componentes, tanto internos como externos, están a salvo de los daños provocados por la humedad. Desde sistemas como los ejes delanteros y trasero y el cableado, hasta los cilindros de elevación y los cilindros basculantes el chasis, pasando por el mástil, el tejadillo protector, las horquillas, el contrapeso y el respaldo de carga quedan protegidos de la corrosión producida por la humedad.

Además, las cabinas de las carretillas Baoli abrigan al conductor, ya que cuentan con sólidos vidrios y calefacción.

Acciones coherentes para extender la vida útil

Concienciar al usuario de la importancia de llevar a cabo buenas prácticas es algo prioritario en Baoli. De esta manera, se pueden vigilar los efectos de la condensación y retrasar el deterioro de los componentes de las carretillas.

Las acciones más coherentes para poder conseguir estas buenas prácticas con las carretillas Baoli especiales para el frío son: limpiarlas y engrasarlas, realizar un mantenimiento periódico, verificar el funcionamiento de sus equipamientos, chequear su estado general y controlar el tiempo que la máquina pasa dentro y fuera de la cámara frigorífica.

 

Canales de distribución

La red de expertos distribuidores de Baoli es la responsable de introducir las carretillas contrapesadas térmicas y diésel de gran tonelaje para el frío se introducen en el área EMEA. El sistema de distribución de Baoli es una de las fortalezas de la marca, ya que sus agentes trabajan en base a un profundo conocimiento de cada área de la empresa, favoreciendo la entrega inmediata de piezas de repuesto y garantizando un servicio preventa y posventa magnífico.

La mejor fuente para descubrir las novedades tecnológicas y de producto de Baoli es la página web de la compañía en España, que pone conecta a clientes, distribuidores y agentes del sector logístico.